¿Qué es el Método Poyet?

Hace tiempo intenté explicar en qué consiste este método en la web saracruzsicilia.com. Me voy a permitir la licencia de parafrasearme.

El Método Poyet es un método de terapia manual holística, es decir, el profesional que lo emplea no sólo trata el síntoma que presenta el individuo, sino que lo contempla como un todo, diagnosticando y tratando todos los desajustes corporales que presente en el momento del tratamiento. Con esta terapia se armonizará a la persona en su conjunto o, lo que es igual, se tratarán los huesos, músculos, articulaciones, demás tejidos blandos (fascias), órganos y vísceras. Cualquier problema musculoesquelético agudo o crónico puede encontrar su solución con el Método Poyet.

¿QUÉ HACE DIFERENTE AL MÉTODO POYET DE OTROS MÉTODOS?

El Método Poyet deriva de la Osteopatía Craneosacral, pero su abordaje es menos invasivo y se caracteriza por:

El diagnóstico se hace en el cráneo a través de la interpretación de cómo se encuentran diferentes puntos situados en los distintos huesos de la cabeza y cara. Cada uno de estos puntos informan al terapeuta de una manera muy precisa de cómo están cada hueso y articulación del cuerpo. Podemos decir que el cráneo es como el panel de control del cuerpo que permite al terapeuta Poyet conocer cuáles son los problemas que presenta el paciente.

La técnica correctiva aplicada se llama “invitación digital”. Se llama así por su sutileza. Es tan suave que Raimond Maurice Poyet, el creador del método, decía que “la fuerza necesaria para el diagnóstico y tratamiento no debía superar la fuerza de la presión que ejerce una mariposa al posarse sobre una flor”.

– El tratamiento-Poyet, a grandes rasgos, tiene diferentes partes:

1. Armonización de los llamados “fusibles del cuerpo”, que permitirán el posterior diagnóstico craneal y el tratamiento.

2. Tratamiento del “teclado sacro”. Hay muchos puntos en el sacro que se relacionan con diferentes vértebras, huesos periféricos, huesos craneales, órganos y vísceras. Desde la armonización de estos puntos del sacro, se tratan los mecanismos que el cuerpo pone en marcha para adaptarse a los problemas o lesiones que tienen lugar en un determinado momento.

3. Tratamiento local y a distancia. A partir de la información obtenida en el cráneo se hace una intervención local o a distancia de la zona con necesidad de ser tratada, armonizando el movimiento interno (motilidad) de cada parte y tejido corporal. En el Método Poyet se reconocen muchas interrelaciones de las diferentes partes del cuerpo. En muchas ocasiones, para tratar una zona, se debe armonizar otra. Por ejemplo, la articulación sacroilíaca se trata en la articulación interfalángica del dedo gordo del pie; el tratamiento del retropié está muy relacionado con la columna cervial; el tratamiento de las falanges de los dedos de la mano tiene un efecto muy profundo sobre la parrilla costal, etc.

4. Se revisa en el cráneo que el tratamiento ha armonizado el conjunto del cuerpo. Se hace a través de las llamadas vértebras craneales y la revisión general de las somatotopías craneales.

¿CADA CUÁNTO TIEMPO TENGO QUE RECIBIR UNA SESIÓN DE POYET?

Al finalizar la sesión de tratamiento, el cuerpo tendrá que integrar toda la información sensitiva recibida, por lo que en un periodo de 10-12 días, tendrá lugar el proceso de regulación. Como consecuencia de este hecho, los tratamientos no son diarios como en muchos programas de fisioterapia y/o rehabilitación. Normalmente las sesiones distan entre sí un mínimo de 15 días, tendiendo a espaciarse más a medida que el tratamiento progresa.

Sara Cruz  Sicilia

Categories: Terapia Manual
Etiquetas:

Deja un comentario