La respiración desde un punto de vista holístico. Las Pranayamas.

Que respirar es algo fundamental lo sabemos tod@s, pues podemos aguantar días sin beber y sin comer, pero tan solo podemos aguantar unos segundos o algún minuto sin respirar.

El AIRE es nuestra principal fuente de energía para alimentar a todas nuestras células. Sin aire, ellas no tendrían el combustible para poder realizar sus tareas. A esa energía en el yoga la conocemos comoPrana, a esa y a la suma de todas las energías que están contenidas en nuestra vida. Desde el “Prana” es de donde nacen todas las formas de la materia cuando se combina con la naturaleza. Para un yogui, lo que caracteriza la vida es la capacidad para atraer el prana, acumularlo y transformarlo para actuar tanto en el medio interior como en el mundo exterior (Van Lysebeth).

Ese Prana existe en los alimentos, el agua y la luz solar; penetra todo el cuerpo y baña todos nuestros tejidos y órganos. Cuando desde el yoga y otras técnicas ancestrales se habla de controlar la respiración, realmente estamos hablando de intentar redirigir las energías del cuerpo CONSCIENTEMENTE.

¿Por qué respirar por la nariz?

La nariz representa el órgano principal de absorción del prana. Si tenemos en cuenta que respiramos aproximadamente 18 veces por minuto (unas 26000 veces al día) lo más aconsejable es hacerlo por el órgano destinado a tal uso y no por la boca.

La nariz además no se contenta con limpiar, si no que calienta y humedece el aire, lo que nos ayuda a prevenir posibles futuros problemas (cualquier mal olor nos lleva a evitar y considerar peligrosa esa “cosa”, provocando que evitemos el contacto con esa sustancia). La relación de los nervios de los cornetes nasales con el centro nervioso es por ello vital (de aquí el surgimiento de las técnicas de aromaterapia, pues ciertos aromas pueden desencadenar reacciones emocionales y fisiológicas diversas).

Siempre podremos tener explicaciones fisiológicas que nos ayuden a hacer comprender la importancia de la respiración: el oxígeno, su importancia fundamental en la renovación tisular y celular, movimientos viscerales provocados por el movimiento diafragmático, su relación con la estabilidad de la columna, con los dolores de cabeza, jaquecas, etc…

Comprendiendo esa parte más física podremos comenzar a comprender los procesos quizás más sutiles que acompañan al trabajo de la respiración. ¿Por qué ante un ataque de ansiedad, asma, depresión y otros problemas emocionales agudos se recomienda respirar si no?.

Mucha gente, la primera vez que les explicas que van a aprender a respirar, te dicen que ellos ya saben respirar, hasta que descubren que realmente su dinámica respiratoria no es quizás la más adecuada. Muchas alumn@s me preguntan cómo puedo inhalar durante tanto tiempo, o cantar un «Om» tan largo…y por ahí les convenzo de la necesidad de practicar el pranayama. Otras personas presentan los que se conoce como «Respiración Paradójica» donde los patrones de respiración “normales” se invierten y no nos permiten respirar con total capacidad. Para trabajarla utilizamos unas técnicas conocidas como PRANAYAMAS.

Thanks to Le Minh Phuong on Unsplash

¿Qué son los Pranayamas?

Prana..¿qué?¿Qué son los pranayamas? Es una pregunta muy común y  que además en casi todos los textos de yoga intentan aclararnos, pero que no es tan sencillo de describir y de encerrar en una definición.

La mayoría lo entiende como simples técnicas de respiración. Otros, como la llave para entrar a los campos más sutiles de trabajo del Yoga. A continuación voy a presentaros diferentes propuestas de definición de los pranayamas:

  • Yoga Sutras: con la práctica del pranayama conseguiremos hacer desaparecer gradualmente los velos de la mente y conseguir más claridad (Yoga Sutras 2.52).
  • Desikachar lo entiende como eliminar la concentración de «basura» del cuerpo y conseguir concentrar más y más prana en el cuerpo (en su concepción, las personas con problemas de cualquier clase suelen tener el prana disperso, que se escapa de su cuerpo y, por ende, muy poco prana en el interior).
  • Van Lysebeth: La ciencia del control del prana se llama «Pranayama». Traducir «Pranayama» por «ejercicios respiratorios» sería una limitación lamentable del alcance de esos ejercicios y desconocería su meta verdadera: la captación, la acumulación y el control consciente de las energías vitales pránicas en nuestro cuerpo. Entre la mente y el prana existe una interacción que hace que el hatha yoga vaya mucho más allá de lo físico.
  • Danilo Hernández: Conjunto de técnicas que regulan el proceso respiratorio y cuyos objetivos pueden comprender los de purificar el cuerpo físico y energético, equilibrar los flujos de energía, incrementar el nivel de energía y regular el flujo de esta para estabilizar la actividad mental. La idea clave es que gracias a la regulación del ritmo respiratorio se consigue controlar el prana y a través del control del prana se estabiliza la mente.

Viendo estas 4 definiciones, podemos entender la importancia fundamental de la práctica de pranayama en las clases y, si es posible, fuera de nuestra práctica como herramienta diaria de control de energía y de la mente. Entonces, ¿por qué se practica tan poco en las clases?, ¿por qué es algo que parece como secundario siendo tan vital?

Rara vez escuchamos o leemos sobre pranayamas o técnicas de respiración en las redes sociales y en muchos centros de salud o terapia. A pesar de que muchos profesionales conocen las técnicas principales de control del prana (o de la respiración si salimos del contexto del yoga), pocos son los que dedican un tiempo a enseñar dichas técnicas. Algunos por falta de tiempo, otros porque entienden que son técnicas para avanzados y solo las realizan en clases específicas de ello o  en cursos específicos y otros simplemente las ignoran y prefieren hacer otras técnicas dejando estas al descubrimiento del propio paciente.

Está clarísimo que no son fotos de perfil de Instagram (¿o sí?) y que está todo inventado (¿o no?) pero lo que está claro es que al menos las técnicas básicas debería de estar presente en nuestra vida, sacrificando tiempo de otras cosas para practicar estas técnicas de respiración. El problema principal consiste en saber explicar y convencer a la gente de que existe un cuerpo pránico, que debemos de cuidar, y que tiene una relación muy importante con nuestro cuerpo físico, y si ahondamos más, muchísima importancia también en nuestro cuerpo mental o en psique.

Espero que te quedes con las ganas de aprender un poco más sobre la respiración, que investigues y preguntes, y que si te pica la curiosidad cuentes con nosotr@s para ayudarte y compartir contigo lo que practicamos a diario.

David Carmet

Deja un comentario