La Osteopatía, buscando las raíces de la disfunción

Más de un siglo ha pasado desde que Andrew T.S., el padre de la osteopatía, comenzara a labrar el camino que tantos terapeutas hemos seguido. Su filosofía y conceptos son mucho más que lo que su propio nombre puede sugerir; no solo trabajamos sobre los huesos.

La osteopatía es una disciplina terapéutica y diagnóstica manual basada principalmente en el conocimiento profundo de la anatomía y fisiología, complementada con la experiencia que da el desarrollo de la intuición. Una mano sutil y sensible que entra en comunicación con los procesos biológicos, los conflictos, bloqueos y restricciones tisulares y sirve de vehículo para la liberación del movimiento y su potencial, desde la globalidad. Un abordaje que busca la salud que hay en ti y recuperar todas tus posibilidades.

Photo by Zach Reiner on Unsplash

Vivimos en una sociedad de ritmos artificialmente acelerados. Hemos perdido la confianza en nuestros instintos, la conexión con nuestras necesidades reales y la vida en armonía con la naturaleza. Enfermamos, vemos disminuir nuestras capacidades y recurrimos raudos a una solución milagrosa y veloz, sin cuestionarnos que podemos hacer mucho por nosotros mismos. No hay espacio para la escucha interna ni para la confianza en nuestros propios mecanismos de autorregulación.

Observamos cómo a menudo los recursos que utilizamos para sanarnos solo palian nuestros síntomas sin ahondar en las causas reales, aquellas que han perturbado nuestro equilibrio físico, emocional y bioquímico.

Es aquí donde la osteopatía ocupa un espacio necesario. Nuestra historia de vida queda registrada en nuestro cuerpo y mente, a menudo, en forma de hipomovilidades y tejidos que no expresan toda su vitalidad. El/la osteópata experimentado/a descifra y normaliza las funciones alteradas, organizadas a través de lazos mecánicos, neurológicos y fluídicos, reconociendo cuándo es oportuno derivar a otros profesionales de la salud.

Nuestra intención es acompañarte en la búsqueda de un cuerpo sin limitaciones, que fluye, que se percibe permeable a los intercambios y donde se adapte más fácilmente a lo que la vida trae. Deseo acercarte a la comprensión del funcionamiento de tu cuerpo, ayudándote a reconocer lo que es saludable para él y darte herramientas para hacerlo posible.

No se me ocurre mejor manera de explicar cómo se desarrolla una sesión de osteopatía que recogiendo las palabras de su fundador: Find it, fix it and leave it alone (Andrew T.S.) “Encuéntralo, ajústalo y déjalo reposar”

  • Find it (encuéntralo): Buscar la fuente real de tu problema. Para ello, necesito escuchar tu historia desde tu experiencia, revisar tu historial de salud completo y observarte como una persona única. No puedo solamente acercarme al área donde reside tu queja, necesito comprender por qué y cómo se ha organizado tu cuerpo de este modo y qué recursos utiliza.
  • Fix it (ajústalo): El tratamiento se centrará en las áreas principales que causan los problemas. La función alterada de cualquiera de las estructuras del cuerpo (músculos, huesos, fascia, órganos, nervios, etc.) puede estar involucrada. Elijo los métodos y técnicas que considero más efectivas y eficientes en función de tus necesidades individuales. Nunca trabajo con tratamientos estandarizados. Una vez que el cuerpo responde, con cambios sutiles en movimiento o textura o a través de la reorganización de las líneas de gravedad sobre tu cuerpo, el proceso ha comenzado. El objetivo es eliminar los frenos que impiden que se produzca el proceso de curación natural.
  • Leave it alone (déjalo reposar): Cuando salgas de la consulta y sigas sintiendo dolor o incomodidad, no te preocupes, la curación es un proceso. Puede necesitar algunos días o algunas semanas. Tu cuerpo tiene que trabajar a través de los cambios propuestos para restablecer el equilibrio funcional y la armonía.

 

Cristina Peláez Andérica

Deja un comentario