La Osteopatía en Ginecología, un regalo para la mujer

Tu suelo pélvico, todo lo que él sostiene y cómo se relaciona con el resto de tu cuerpo; ¿de veras lo conoces?, ¿para qué te sirve?, ¿por qué se habla tanto ahora del suelo pélvico?, ¿crees que puede intervenir en tus dolencias?, ¿cómo se relaciona el estrés, la alimentación, el deporte y tu historia de vida con tus trastornos menstruales? Tras el parto, tu cuerpo es diferente, tus cicatrices te generan dolor y tu postura no encuentra su “sitio”…

El cuerpo nos pide a gritos que nos queramos, que conozcamos nuestra anatomía, la función de sus componentes y la relación que existe con otros sistemas para así, disfrutar de todo su potencial.

Entendemos que la fisiología entre mujeres y hombres es diferente; por ello, nos gustaría adentrarnos en el mundo femenino y mostrarte cómo la osteopatía y la fisioterapia se convierten en elecciones terapéutica para muchos problemas de salud propios de la mujer, así como tratamientos combinados con otros profesionales (ginecólog@s, obstetras, nutricionistas, preparadores físicos, psicólog@s…).

En el transcurso de la historia vital de las mujeres, se atraviesan etapas diversas donde el cuerpo cambia y el equilibrio de las hormonas se adapta a los diferentes ritmos. Estas hormonas tienen un rol crucial en la calidad de los tejidos, en la función de los órganos uroginecológicos y en la psique, entre otros.

El viaje que emprenden las hormonas por el cuerpo es laborioso. La gran jefa que las “organiza” (hipotálamo-hipófisis) lo hace desde el interior del cráneo; de ahí que el/la osteópata se asegure de que no existan tensiones que impidan el buen funcionamiento de éstos “organizadores”. A la jefa, le llega información nerviosa y química y esta envía su respuesta: las hormonas. Conocer a estas viajeras (estrógeno, progesterona, prolactina, andrógenos, entre otras), saber cómo se fabrican, qué alimentos, entornos y acciones favorecen su calidad, nos permite entender mejor qué está ocurriendo en nuestro cuerpo.

Este control hormonal de las funciones es cíclico. Cada hormona o “viajera” se expresa siguiendo un ritmo y actuando de manera muy precisa sobre sus órganos diana (ovario, útero, mamas) y llega un momento que hay algunas que se despiden, como es el caso de la progesterona en la menopausia. Es fundamental comprender estos cambios, respetarlos y trabajar sobre ellos para fomentar que el cuerpo de la mujer se autorregule de la mejor manera posible. Así pues, la relación entre los distintos sistemas se hace indispensable y su equilibrio debe ser examinado: las funciones endocrinas ginecológicas pueden verse perturbadas por alteraciones tiroideas, hepáticas o a través del estrés, por ejemplo.

El suelo pélvico, es el conjunto de músculos y estructuras que tapizan la pelvis en su parte inferior y actúan como cierre del compartimento abdomino-lumbo-pélvico, participando en su estabilidad. Se convierte entonces en el sostén de órganos muy preciados, nos permite controlar nuestros esfínteres, posee un rol fundamental en el embarazo y durante el parto y nos regala momentos de placer sexual cuando se encuentra sano. Él se ve influenciado también por las hormonas (alterando la calidad de sus tejidos), por las presiones que le empujan desde arriba, por la manera en la que lo utilizamos en la vida diaria y por las estructuras que lo rodean. A menudo es fuente de problemas bien sea por falta o por exceso de tono. Para profundizar en estas cuestiones, podéis leer la entrada «Suelo Pélvico, Ejercicio Terapéutico y Pilates Fisioterapéutico».

Citamos aquí algunos motivos de consulta que vemos frecuentemente y donde la osteopatía se convierte en una potencial solución terapéutica:

  • El acompañamiento del embarazo y el post-parto. La gestación conlleva una adaptación permanente del cuerpo y la postura para hacer frente al desarrollo del bebé y el futuro paso por el canal del parto. Siendo tan reducidas las posibilidades farmacológicas para paliar ciertas dolencias o trastornos, las técnicas suaves propuestas suponen una valiosa herramienta.
  • Anomalías del ciclo menstrual: ciclos muy cortos o muy largos, síndrome pre menopáusico o menopausia prematura.
  • Síndrome premenstrual, signos que aparecen varios días antes de la regla como: pesadez abdomino-pélvica, dolor en mamas, dolores de cabeza o cambios de humor.
  • Dolor menstrual.
  • Endometriosis externa y adenomiosis, generando dolores pélvicos y reglas dolorosas o fijaciones del útero por posibles adherencias tras los sangrados fuera del útero.
  • Cicatrices: tras intervenciones como episiotomías, cesárea o histerectomías es importante buscar la calidad y elasticidad de los nuevos tejidos para prevenir o tratar las posibles adherencias.
  • Dolores en la pelvis: pudiendo ser la causa articular, visceral, congestiva o neurológica. Pudiendo estar acompañada de alteración de la sensibilidad.
  • Alteraciones en la estática pélvica: el suelo pélvico deja de cumplir su función de sostén para los órganos que se encuentran encima de él (prolapsos, periné descendido).
  • Incontinencias urinarias de esfuerzo, de urgencia o mixtas.
  • Trastornos digestivos (estreñimiento, espasmos, hemorroides)
  • Infertilidad funcional: aquellas que por falta de movilidad en útero, cuello del útero, ovarios, trompas de Falopio, entre otros, pueda afectar la vascularización e inervación de estas estructuras.
  • Dolores que aparecen durante las relaciones sexuales que pueden o no variar en función del momento del ciclo o posición.
  • Trastornos del colágeno: diástasis abdominal, prolapsos (caídas viscerales).

En consulta buscamos las soluciones a tu problema indagando sobre sus causas con rigurosidad y siempre desde la globalidad. Localizaremos las zonas de tu cuerpo que deben ser tratadas, utilizando técnicas específicas contrastadas. Buscamos que sientas tu cuerpo centrado, equilibrado y liberado de tensiones. Esto genera una mejora en el funcionamiento mecánico, vascular y neuro-endocrino de la esfera uroginecológica.

Entender cómo podemos mejorar nuestra salud, nos hace poderosas y nos conecta con la posibilidad de disfrutar la vida con un cuerpo libre y rico en sensaciones. Al trabajar en sinergia con nuestros compañer@s de FiSinergia y nuestros fisioterapeutas especialistas en movimiento terapéutico y Pilates fisioterapéutico, el acompañamiento integral está asegurado en PROMOVE FISIOTERAPIA.

Te animo a descubrir los beneficios y posibilidades que te aporta esta forma de entender la salud y de ser tratada.

Cristina Peláez Andérica

One Comment

  1. Pingback: Promove fisioterapia » Suelo Pélvico, Ejercicio Terapéutico y Pilates Fisioterapéutico

Deja un comentario